Historia

LA HISTORIA DE CEL I SÒL

Todo este proyecto de cultivo de verduras y frutas empezó en el año 2007.

Empezamos a cultivar en la huerta que en la actualidad es el principal productor de Cel i Sòl y que ahora ha quedado con el nombre de verduresecologiques.

Empezamos con una huerta de 1500m2 y poco a poco fuimos creciendo hasta la fecha de hoy que tenemos dos hectáreas y media de huerta y media hectárea de naranjos. A lo largo de estos años ha pasado mucha gente por la huerta, voluntarios, trabajadores, etc. Cada uno ha ido dejando su granito de arena y con ello se ha construido lo que hoy es Cel i Sòl.

Eramos jóvenes y muy entusiastas con la vida rural, el campo, el cultivo de verduras ecológicas, lo natural, …

Alrededor del año 2014 los consumidores comenzaron a pedir más variedad de fruta y verduras, que no era suficiente lo que la huerta de verduresecologiques proporcionaba.

Ya que en este huerto se cultiva sin invernadero, no todo el año hay pepinos, aquí las judías no crecen bien, etc. Hay varias dificultades que hacen que no se pueda cultivar de todo, pero los consumidores si que necesitaban alimentos que no se producían.

Tuvimos varias reuniones, con varios consumidores y nuestros trabajadores de entonces, y después de mucho pensarlo decidimos dar un paso adelante y crecer.

Un gran informático, consumidor desde hace muchos años, se ofreció para ayudarnos con una gran base de datos. Es la parte que hay oculta detrás de vuestro ordenador que hace que podáis desde casa conocernos, pedir nuestro productos. El que ha facilitado que el progreso informático haga más fácil los pedidos y se gestionen todas las cestas.

Tuvimos que remodelar nuestras instalaciones para conseguir los distintos permisos necesarios. Todo esto necesitaba de una inversión económica y gran parte de esta inversión fue financiada con dinero de los consumidores que en aquel momento comian de la huerta de verduresecologiques. Creían en nosotros y en el proyecto que estábamos llevando a cabo.

Han sido 11 años de mucho esfuerzo para conseguir lo que a día de hoy es Cel i Sòl.

Algo muy importante para nosotros es el contacto con el consumidor. Que sepa de donde viene lo que come. Que nos conozca, que sepa como es cuidado lo que va a comer. Para ello intentamos hacer una jornada al año de puertas abiertas.

A fecha de hoy continuamos cultivando con mucho entusiasmo muchos tipos de verduras de temporada en la finca de verduresecologiques. Y lo necesario para completar las cestas y la lista de la compra proviene de nuestros “vecinos” productores.