¡ 5 al día!

¡ 5 al día!

¡5 al día! Me imagino que habrás escuchado o leído esta expresión alguna vez. ¿Sabes a qué se refiere? Muchas personas la relacionan con las 5 ingestas diarias: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Sin embargo, esa no es la respuesta correcta. Realmente, lo que significa  la expresión “¡5 al día!”, son las raciones de frutas y verduras que debemos ingerir cada día. 5 raciones es el número mínimo de raciones, lo que quiere decir que pueden ser 6, 7 o más, dependiendo de las necesidades de cada individuo.

Normalmente, las raciones de verdura se reparten en la comida y en la cena formando parte del plato saludable, no obstante, si alguien quiere desayunar verduras lo puede hacer perfectamente.

Una distribución de la fruta, podría ser en el desayuno, media mañana y merienda, pero es solo un ejemplo. Lo importante es que cada día te alimentes con frutas y verduras como base de una alimentación saludable. Cómo lo hagas estará en función de tu estilo de vida, tus gustos, horarios de trabajo, sensaciones de hambre, necesidades nutricionales y energéticas, etc.

¡Varias sugerencias!

Que la fruta y la verdura sea de temporada, así se cosechará en su punto de maduración y estará más rica y nutritiva.

Que la adquieras de productores de confianza o de cercanía o mejor aún, de producción ecológica o biodinámica. Estas opciones, además de proporcionarnos alimentos de calidad, colaboramos con la economía local y con el cuidado del medio ambiente.

Come fruta y verdura variada, así te beneficiarás de distintos nutrientes (vitaminas y minerales), esenciales para el organismo. Las dos raciones de verdura se recomiendan que sea una cruda y otra cocinada.

Piensa, que si tu elección es comer más fruta y verdura estarás descartando otro tipo de alimentos superfluos y poco saludables, como la bollería, los dulces, alimentos procesados e industriales, comida rápida, etc.

Un mensaje clave es que la fruta y la verdura forme parte de tu dieta diaria si lo que deseas es cuidarte. Estos alimentos, además de aportarte sustancias fundamentales como vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes, etc., te protegen de enfermedades como la diabetes, tumores y enfermedades cardiovasculares, entre otras.

RECUERDA ¡5 AL DÍA!